Policía golpeó a joven Mapuche hasta dejarlo paralítico: “Me dejaron tirado como un perro, esperando que muera”

2

La frase es de Martín Curruhuinca, quién relató en primera persona lo ocurrido el domingo por la noche cuando sufrió una grave lesión en la columna mientras era trasladado por la policía. El hombre se encuentra internado en Neuquén y no sabe si va a volver a caminar

Postrado en una cama del tercer piso del área de traumatología del Hospital Castro Rendón, Martín Curruhuinca relata con lujo de detalle lo sucedido el domingo pasado por la noche, cuando sufrió una severa lesión en la columna mientras era trasladado por un móvil de la policía.

Su estado de salud es delicado: tiene por delante entre dos y tres cirugías en la columna, que si no llegan a ser exitosas, puede quedar paralítico de por vida.

Loading...

Por el momento está comprobado que Curruhuinca sufrió la lesión cuando fue detenido por la policía y estaba siendo trasladado. La víctima asegura que cayó de la caja de la camioneta de la policía porque quiso evitar que un agente le siguiera pegando, y que al caer la camioneta hizo marcha atrás y lo atropelló.

Curruhuinca contó a DiarioAndino que alrededor de las 18:30 del domingo 28/8 circulaba en su bicicleta por el Paseo de Artesanos y unos amigos conocidos lo invitaron a quedarse a tomar algo allí mismo. Curruhuinca se quedó.

Minutos después, cerca de las 20, tres policías de a pie les dijeron que debían retirarse porque había quejas de vecinos. Uno de los policías les tiró la botella de alcohol al tacho y les indicó que se vayan. Hubo un intercambio verbal fuerte entre los policías y el grupo. En ese momento, llega una camioneta de la policía con más agentes.

“Retírate de acá y ustedes también, nos dice uno. Un policía me empuja y tira la bici contra la vereda y me esposa. ´Y a este cárgalo´ dice uno de los policías que era el mayor que mandaba a los otros”, cuenta la víctima a este diario.

“ Me apretan fuerte las muñecas y me cargan en la camioneta como una bolsa de papa. Le digo ´acabo de salir del hospital´. Se sube un policía en la caja y el otro, el mayor, como chofer. Hacen 10 metros y el de atrás me iba pateando la cara y la parte del cuerpo que tenía lastimado. Le digo ´pará flaco que estoy lastimado´, y me decía ´si, si, seguro que saliste del hospital vos´. Me pegó en el brazo y en las piernas como queriendo hacerme la paralítica”, relata Curruhuinca.

“De los golpes el agente me dejó una marca cerca de la frente, y la cabeza la tengo llena de chichones, si me corto el pelo la tengo toda tajeada”, detalla.

El hombre asegura que tres días antes había estado en el Hospital por unas lesiones que había sufrido cuando se le cayó encima el gancho de un árbol (Curruhuinca se dedica a tareas de desmonte y mantenimiento de jardines).

“Me paro porque no aguantaba que me esté pateando en el suelo. ´ Pará porque me pegas?´le pregunto. Me levanto porque estaba cansado de que me pegue y la camioneta frena y nos caemos los dos para atrás. Caímos de espalda del lado de la vereda. Yo estaba esposado y no pude apoyarme”, precisa.

En ese momento, señala que “la camioneta retrocede. Alcancé a gritar ´me va a matar, frenálo´ y no me dio tiempo, tenía la rueda sobre los hombros y los pulmones. Me pisa el cuello, sentí una sensación de muerte, sentí que me pisaban la cabeza. Siento un trac en la nuca y cuando vuelve, el otro le dice ´pará boludo, pará que lo pisamos”, y ahí frenó. El chofer le dice ´sacalo rápido que voy a sacar la camioneta antes que venga la ambulancia´. En ese momento alcanzo a mover la cabeza y el neumático me raspa la cabeza, sino me corro me revienta la cabeza”.

Según la víctima, los policías tardaron 10 minutos en llamar al Hospital, dice que lo arrastraron desde la vereda al centro de la calle y lo dejaron allí.

“No me podía mover. Me tiritaban las piernas y los brazos. La policía lo único que hace es sacar la camioneta del hecho. Lo estaciona en la parada de taxis como que había estacionado ahí. Pasaron 10 minutos hasta que llamaron la ambulancia. Uno de los policías se agarraba la cabeza, y el otro dijo llama la ambulancia. ´Me mataron´ le decía, ´ loco, porque hicieron esto conmigo´. Ellos no decían nada, sólo uno le decía ´no le toquen la cabeza, déjalo ahí nomas´. Uno vino a darme vuelta y me dejaron tirado ahí como un perro, esperando que muera”.

El hombre apuntó que las otras personas que estaban con el gritaban.

“Llego a la ambulancia y no se hicieron cargo, dijeron que me había caído de la camioneta. Me carga la ambulancia. Me arrastraron de debajo de la camioneta hasta el medio de la calle, como que me había caído al medio de la calle”, agregó.

Loading...
Fuente: Diario Andino
Anuncios