Continuando una tradición que se remontan al nefasto ministro de economía neoliberal Domingo Cavallo, llorando por los jubilados mientras los destinaba al hambre y la miseria con su plan económico, hoy la cuestionada ministra de seguridad macrista, Patricia Bullrich ensayó unas lágrimas de cocodrilo para mostrarse afligida por la desaparición del joven activista Santiago Maldonado.

Tras hacer culto del ideal de la mano dura, prácticamente celebrando las constantes y violentas represiones a trabajadores y manifestantes bajo el régimen macrista, ahora la ministra quiere mostrarse angustiada por la desaparición forzada de un ciudadana, que seguramente fue generada por el empoderamiento que cultivo Cambiemos en las fuerzas de seguridad.

Loading...

MIRÁ EL VIDEO 👇

Anuncios