Alrededor del mediodía del domingo, un grupo de sindicalistas docentes intentó montar una carpa frente al Congreso de la Nación, sobre la calle Solís, entre Rivadavia e Irygoyen, con la idea de reflotar la mítica “Carpa Blanca” docentes de la década del 90. Si bien llegaron a armar una pequeña estructura, un dispositivo policial removió rápidamente la estructura y se montó un cordón policial en torno al lugar.

Los representantes gremiales de CTERA buscan reclamar al gobierno que convoque a una paritaria nacional para el sector. El sindicalista Eduardo López, de Unión de Trabajadores de la Educación, aseguró que la idea es instalar allí un aula para 30 personas, de unos 15 metros por seis, donde impartirán clases públicas como modo de protesta alternativo al paro. El preceptor Roberto Baradel, titular del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (Suteba), era uno de los líderes del grupo que intentaba instalar la carpa donde a partir de mañana comenzarían a dar clases públicas.

Loading...
Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.